Inositol: Beneficios, efectos secundarios y dosis

El inositol, a veces denominado Vitamina B8, se produce naturalmente en alimentos como frutas, frijoles, granos y nueces [link].

Tu cuerpo también puede producir inositol a partir de los carbohidratos que comes.

Sin embargo, la investigación sugiere que el inositol adicional en forma de suplementos puede tener numerosos beneficios para la salud.

Este artículo analiza detalladamente los beneficios, las dosis recomendadas y los posibles efectos secundarios de los suplementos de inositol.

¿Qué es el inositol?

Aunque a menudo se lo conoce como Vitamina B8, el inositol no es una vitamina, sino un tipo de azúcar con varias funciones importantes.

El inositol desempeña un papel estructural en su cuerpo como componente principal de las membranas celulares [a].

También influye en la acción de la insulina, una hormona esencial para el control del azúcar en la sangre. Además, afecta a los mensajeros químicos en el cerebro, como la serotonina y la dopamina [a,b].

Se ha estimado que una dieta típica en los Estados Unidos contiene alrededor de 1 gramo de inositol por día. Las fuentes ricas en inositol incluyen granos, frijoles, nueces y frutas y verduras frescas (a).

Sin embargo, las dosis suplementarias de inositol a menudo son más altas. Los investigadores han estudiado los beneficios de las dosis de hasta 18 gramos por día, con resultados prometedores y pocos efectos secundarios.

El inositol puede beneficiar la salud mental

Beneficios Inositol Efectos Secundarios Dosis de ReferenciaEl inositol puede ayudar a equilibrar sustancias químicas importantes en su cerebro. Incluidas las que se cree que afectan su estado de ánimo, como la serotonina y la dopamina.

Curiosamente, los investigadores han descubierto que algunas personas con depresión, ansiedad y trastornos compulsivos tienen niveles más bajos de inositol en el cerebro.

Aunque se necesita más investigación, varios estudios sugieren que el inositol tiene el potencial de ser un tratamiento alternativo para las condiciones de salud mental. También parece tener menos efectos secundarios que los medicamentos tradicionales.

Trastorno de pánico

Si bien la investigación aún es limitada, los suplementos de inositol pueden ser útiles para tratar el trastorno de pánico, una forma grave de ansiedad.

Las personas con trastorno de pánico experimentan frecuentes ataques de pánico, que son sentimientos repentinos de miedo intenso. Los síntomas incluyen latidos cardíacos rápidos, dificultad para respirar, mareos, sudoración y sensación de hormigueo o entumecimiento en las manos.

En un estudio, 20 individuos con trastorno de pánico tomaron un suplemento de inositol de 18 gramos o un medicamento común contra la ansiedad todos los días durante 1 mes. Aquellos que tomaron inositol tuvieron menos ataques de pánico por semana, en comparación con las personas que tomaron el medicamento para la ansiedad.

De manera similar, en un estudio de 4 semanas, las personas experimentaron menos y menos severos ataques de pánico al tomar 12 gramos de inositol por día.

Depresión

El inositol puede mejorar los síntomas de la depresión, pero la investigación ha tenido resultados mixtos.

Por ejemplo, un estudio temprano demostró que tomar un suplemento de inositol de 12 gramos todos los días durante 4 semanas mejoró los síntomas en personas con depresión (a).

Por el contrario, los estudios posteriores no pudieron mostrar ningún beneficio significativo (a).

En general, aún no hay suficiente evidencia para decir si el inositol tiene un verdadero efecto sobre la depresión.

Desorden bipolar

Al igual que con otras condiciones de salud mental, la investigación sobre los efectos del inositol y el trastorno bipolar es limitada. Sin embargo, los resultados de los estudios preliminares parecen prometedores (a, b).

Por ejemplo, un estudio pequeño en niños con trastornos del espectro bipolar mostró síntomas reducidos de manía y depresión. Esto cuando se tomó una combinación de 3 gramos de ácidos grasos omega-3 y hasta 2 gramos de inositol diariamente durante 12 semanas (a).

Además, los estudios sugieren que 3-6 gramos de inositol tomados diariamente pueden ayudar a reducir los síntomas de la psoriasis causada por el litio, un medicamento común utilizado para tratar el trastorno bipolar (a, b).

El inositol y los síntomas del Síndrome de Ovarios Poliquísticos

El síndrome de ovario poliquístico (SOP) es una condición que causa desequilibrios hormonales en las mujeres, lo que puede ocasionar periodos irregulares e infertilidad. El aumento de peso, el alto nivel de azúcar en la sangre y los niveles indeseables de colesterol y triglicéridos también son relacionados a esta condición (a).

Los suplementos de inositol pueden mejorar los síntomas de PCOS, particularmente cuando se combinan con ácido fólico.

Por ejemplo, los estudios clínicos sugieren que las dosis diarias de inositol y ácido fólico pueden ayudar a reducir los niveles de triglicéridos en la sangre. También pueden mejorar la función de la insulina y reducir ligeramente la presión sanguínea en aquellos con PCOS (a, b, c).

Además, la investigación preliminar descubrió que la combinación de inositol y ácido fólico puede promover la ovulación en mujeres con problemas de fertilidad de PCOS (a, b).

En un estudio, 4 gramos de inositol y 400 microgramos de ácido fólico tomados diariamente durante 3 meses indujeron la ovulación en el 62% de las mujeres tratadas (a).

Puede ayudar a controlar los factores de riesgo del Síndrome Metabólico

Los estudios clínicos sugieren que los suplementos de inositol pueden ser beneficiosos para las personas con síndrome metabólico (a, b).

El síndrome metabólico es un grupo de condiciones que aumentan el riesgo de enfermedades crónicas, incluidas las enfermedades cardíacas y la diabetes tipo 2.

Específicamente, cinco condiciones están asociadas con el síndrome metabólico (a):

  • Exceso de grasa en el área del estómago
  • Altos niveles de triglicéridos en la sangre
  • Bajos niveles de colesterol “bueno”
  • Alta presión sanguínea
  • Azúcar en sangre alta

En un estudio clínico de un año de duración, en 80 mujeres con síndrome metabólico, 2 gramos de inositol dos veces al día redujeron los niveles de triglicéridos en sangre en un promedio del 34%.  E colesterol total en un 22%. También se observaron mejoras en la presión arterial y el azúcar en la sangre (a).

Sorprendentemente, el 20% de las mujeres que tomaban suplementos de inositol ya no cumplían con los criterios del síndrome metabólico al final del estudio (a).

Inositol podría prevenir diabetes durante el embarazo

Algunas mujeres experimentan niveles altos de azúcar en la sangre durante el embarazo. Esta condición se llama diabetes gestacional (DMG) y complica hasta 10% de los embarazos en los EE. UU. Cada año (a, b).

En estudios en animales, el inositol se ha relacionado directamente con la función de la insulina, una hormona que regula los niveles de azúcar en la sangre (a, b).

Solo un número limitado de estudios están disponibles en el suplemento y GDM en humanos. Sin embargo, algunos sugieren que una combinación de 4 gramos de mioinositol y 400 mcg de ácido fólico puede ser útil para prevenir la DMG cuando se toma a diario durante el embarazo (a, b, c).

Sin embargo, se necesita más investigación, ya que otros estudios no han mostrado los mismos efectos (a).

Otros potenciales beneficios del inositol

El inositol se ha estudiado como una opción de tratamiento potencial para muchas afecciones.

Además de los ya mencionados, la investigación sugiere que el inositol puede ser útil en las siguientes condiciones:

  • Síndrome de dificultad respiratoria: en los recién nacidos prematuros, el inositol parece ser útil para tratar problemas respiratorios en los pulmones subdesarrollados (a).
  • Diabetes tipo 2: un estudio preliminar sugiere que el inositol y el ácido fólico tomados diariamente durante 6 meses pueden ayudar al control del azúcar en la sangre en personas con diabetes tipo 2 (a).
  • Trastorno obsesivo-compulsivo (TOC): un pequeño estudio sugiere que 18 gramos de inositol tomado diariamente durante 6 semanas pueden reducir los síntomas del TOC (a).

Efectos secundarios e interacciones del inositol

Los suplementos de inositol parecen ser bien tolerados por la mayoría de las personas.

Sin embargo, se han reportado efectos secundarios leves con dosis de 12 gramos por día o más. Estos incluyen náuseas, gases, dificultad para dormir, dolor de cabeza, mareos y cansancio (a).

Las mujeres embarazadas han tomado hasta 4 gramos diarios de inositol en estudios sin efectos adversos, aunque se necesita más investigación en esta población (a, b).

Tampoco hay estudios suficientes para determinar la seguridad de los suplementos durante la lactancia. Sin embargo, la leche materna parece ser naturalmente rica en inositol (a).

Además, no está claro si los suplementos de inositol son seguros para el uso a largo plazo. En la mayoría de los estudios, los suplementos de inositol solo se tomaron durante un año o menos.

Como con cualquier suplemento, hable con su médico antes de tomar inositol.

Dosis recomendados por inositol

Hay dos formas principales de inositol utilizadas en los suplementos. La denominada myo-inositol (MYO) y la D-chiro-inositol (DCI).

Aunque no existe un consenso oficial sobre el tipo y la dosis más efectivos, los siguientes parecen ser efectivos en los estudios de investigación:

  • Para condiciones de salud mental: 12-18 gramos de MYO una vez al día durante 4-6 semanas (8, 9, 10, 13).
  • Para el síndrome de ovario poliquístico: 1.2 gramos de DCI una vez al día, o 2 gramos de MYO y 200 mcg de ácido fólico dos veces al día durante 6 meses (17, 20).
  • Para el síndrome metabólico: 2 gramos de MYO dos veces al día durante un año (23).
  • Para controlar la glucemia en la diabetes gestacional: 2 gramos de MYO y 400 mcg de ácido fólico dos veces al día durante el embarazo (29, 30, 31).
  • Para controlar la glucemia en la diabetes tipo 2: 1 gramo de DCI y 400 mcg de ácido fólico una vez al día durante 6 meses (34).

Si bien estas dosis de inositol parecen ser útiles para ciertas afecciones a corto plazo, se necesita más investigación para determinar si son seguras y efectivas durante períodos más largos.

Conclusiones sobre el inositol

La investigación sugiere que el inositol puede ayudar a las personas con problemas mentales y de salud mental, como trastorno de pánico, depresión, trastorno bipolar, síndrome de ovario poliquístico, síndrome metabólico y diabetes.

Parece ser seguro para la mayoría de las personas y causa solo efectos secundarios leves si se presentan en dosis diarias de hasta 18 gramos.

Si bien es probable que su dieta contenga pequeñas cantidades de inositol, tomar un suplemento puede ser beneficioso para algunos.

Siempre analice primero el uso de suplementos con su proveedor de atención médica.